Suelo vinílico en rollo

Los suelos de vinilo son una de las alternativas más rápidas, versátiles, económicas y duraderas para renovar el suelo en el hogar, oficina, recepciones e incluso gimnasios, sin necesidad de hacer obras.

Los suelos de vinilo ofrecen una gran variedad de diseños, colores y texturas dando una sensación visual de pisar parqué o losetas.

¿Qué es el suelo vinílico?

Los pavimentos o suelos vinílicos son un revestimiento plástico elaborado a partir del Policloruro de vinilo (PVC). Es resistente al agua y fácil de limpiar, por lo que es una buena opción para áreas húmedas como cocinas y baños. Además, es versátil en cuanto a diseño y se puede encontrar en una variedad de colores y estilos para simular diferentes tipos de pisos naturales, como madera o piedra.

Características del suelo vinílico

Las principales características del suelo vinílico son las siguientes:

Material: Está compuesto principalmente de policloruro de vinilo (PVC), aditivos y resinas. La mezcla de estos materiales da como resultado un piso resistente y duradero.

Diseños y colores: El suelo vinílico está disponible en una amplia gama de diseños, patrones y colores, lo que permite adaptarlo a diferentes estilos de decoración y ambientes.

Fácil instalación: Por lo general, se puede instalar de forma sencilla y rápida, ya sea en rollos, losas o paneles autoadhesivos. Además, algunos tipos de suelo vinílico no requieren adhesivos, lo que facilita aún más la instalación.

Resistente al agua: Muchos suelos vinílicos son resistentes al agua o incluso impermeables, lo que los hace adecuados para áreas húmedas, como cocinas y baños.

Durabilidad: El suelo vinílico es conocido por su resistencia al desgaste y a las marcas de uso diario. Puede soportar el tráfico intenso sin perder fácilmente su apariencia.

Fácil mantenimiento: Es un tipo de suelo fácil de limpiar y mantener. Por lo general, basta con pasar una mopa o un trapo húmedo para mantenerlo en buen estado.

Confort y aislamiento: El suelo vinílico suele ser más suave y cómodo al caminar en comparación con otros materiales, y también puede ofrecer cierto grado de aislamiento acústico.

Económico: En general, el suelo vinílico es una opción más económica que otros tipos de revestimientos para pisos, como la madera o la cerámica.

¿Cómo se instalan los suelos vinílicos?

Antes de detallar los pasos a realizar para instalar el suelo vinílico ya sea en rollo o en forma de losetas, veamos cuales son las ventajas que nos aportan ese tipo de pavimento.

Ventajas del suelo vinílico

  • Aislantes térmicos y acústicos
  • Suelo decorativo a muy bajo coste
  • No necesita mantenimiento
  • Alta durabilidad
  • Antideslizante e impermeable
  • Proporcionan amortiguación

Tipos de suelo vinílico existentes en el mercado

Existen varios tipos de suelo vinílico en el mercado, entre ellos se encuentran:

  • Suelo vinílico en rollo: Este es un tipo de suelo vinílico que viene en rollos de gran tamaño y se instala mediante pegamento o cinta adhesiva. Es adecuado para áreas grandes y es una de las opciones más económicas.
  • Suelo vinílico en láminas: Este tipo de suelo vinílico viene en láminas más pequeñas y se instala mediante clic o pegamento. Es adecuado para áreas de tamaño mediano y es una opción más costosa que el suelo vinílico en rollo.
  • Suelo vinílico en losetas: Este tipo de suelo vinílico viene en baldosas individuales y se instala mediante clic o pegamento. Es adecuado para áreas pequeñas y es una opción más costosa que el suelo vinílico en rollo o láminas.
  • Suelo vinílico autoadhesivo: Este tipo de suelo vinílico tiene una capa adhesiva en la parte posterior que se activa con la presión y no requiere pegamento ni cinta adhesiva para instalarse. Es adecuado para áreas pequeñas y es una opción más fácil de instalar.
  • Suelo vinílico híbrido: Este tipo de suelo vinílico combina características de los diferentes tipos de suelos vinílicos, como una capa superior resistente al agua y una capa inferior de suave almohadillado. Es adecuado para áreas de alto tráfico y es una opción más costosa que los demás tipos de suelo vinílico.

Usos del suelo vinílico según su grosor

Los suelos de vinilo pueden usarse prácticamente en cualquier lugar, en una vivienda, oficinas, salas de gimnasio, pasillos, recepciones, colegios, hoteles. Sin embargo, hay algunos grosores que son más adecuados para el tipo de uso que le darás. El grosor determina la resistencia del pavimento en cuanto a pisadas, desgastes, roces, etc.

Suelo vinílico de 0,7 mm:

Es utilizado como suelo adhesivo, es un producto muy económico así que, si estás buscando algo estético y no gastarte mucho, este podría ser un suelo perfecto. Algunos usos son en revestimiento de paredes, trasteros, etc.

Suelo vinílico de 2 mm:

Son aptos para espacios con un paso moderado como parejas sin niños, o segundas viviendas, sin embargo, gracias a la calidad de este producto muchos gimnasios lo añaden en zonas de máquinas, o salas fitness.

Suelo vinílico de 4 mm:

Estos rollos de vinilo de nuestro catálogo son recomendados para actividades deportivas y colegios ya que, aseguran una práctica evitando el riesgo de sufrir lesiones y también para espacios muy transitados

suelo vinilo rollos
suelo vinílico en rollos

Suelo vinílico en rollo

El suelo vinílico en rollo es un tipo de suelo vinílico que se vende en rollos de gran tamaño. Estos rollos están disponibles en varias anchuras y varios metros de largo. Los rollos de suelo vinílico se instalan mediante pegamento o cinta adhesiva y son adecuado tanto para la práctica deportiva como para pasillos, zonas de recepción, etc.

El suelo de vinilo en rollo es conocido por su durabilidad, resistencia al agua y facilidad de limpieza. A menudo, se fabrica con materiales sintéticos como el polvo de PVC y pueden ser impresos para simular diferentes tipos de pisos naturales como madera o piedra. Es una opción económica y es fácil de instalar, pero no es tan resistente como un suelo de madera o laminado y puede rayarse o dañarse con el uso prolongado.

Instalación de suelo vinílico en rollo

Que debes de tener en cuenta antes de colocar un suelo de vinilo

    • Debes instalar el pavimento de vinilo en superficies planas y niveladas.
    • Si el suelo de abajo se encuentra en buenas condiciones no será necesario quitarlo.
    • Si, por el contrario, hay alguna baldosa en mal estado, restaura primero y luego coloca el suelo.
    • Limpia muy bien el suelo antes de instalarlo.

Herramientas y materiales que vas a necesitar:

    • Cúter
    • Espátula de plástico
    • Escuadra
    • Cinta métrica
    • Cinta adhesiva doble cara o pegamento para suelo vinílico
    • Suelo de vinilo

1- Lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien toda la superficie sobre la que se va a instalar el suelo y después desenrollar y almacenar durante 24 horas el pavimento vinílico en el área donde se va a colocar para que se aclimate al sitio.

2- Antes de instalar organizaremos el diseño de la superficie, es decir, que ver que cortes tendremos que hacer y cuánto material vamos a necesitar.

3- Dependiendo del grosor del suelo de vinilo y los m² de superficie podemos colocarlo de 2 maneras, con cinta adhesiva doble cara o con cola para suelos de vinilo, nosotros te recomendamos que, si son habitaciones pequeñas utilices cinta doble cara, de lo contrario, es preferible que lo instales con una cola para suelos de vinilo.

Instalar suelo vinílico en rollos con cinta adhesiva doble cara:

Aplicaremos la cinta por todo el perímetro o metro a metro en función del área a colocar y empieza a colocar el rollo de vinilo en el suelo, cuando llegues al otro extremo de la estancia tendremos que cortar con un cúter el sobrante del rollo de vinilo y con ayuda de la espátula presionaremos bien para que se adhiera correctamente.

Seguramente necesitarás hacer empalmes, tendrás que aplicar una tira adhesiva sobre ellos, para esto, tienes que marcar con un lápiz una línea de unión y después pega las dos partes del suelo de vinilo.

Instalar suelo de vinilo con pegamento para vinilos:

Doblaremos los rollos a la mitad encolando con el pegamento y la espátula indicada, teniendo en cuenta las normas del fabricante de las colas.

Si el tiempo de pegado no es el indicado se podrían formar burbujas/bolsas. Si el tiempo de pegado es demasiado largo se podría producir una mala transferencia de la cola al pavimento.

Como parte final conviene hacer una presión que puede ser manual o con rodillo.

Ventajas del suelo vinílico en rollo

Las ventajas del suelo vinílico en rollo son:

  • Durabilidad: El suelo vinílico en rollo es resistente al agua y al desgaste, lo que lo hace adecuado para áreas de alto tráfico.
  • Fácil de limpiar: El suelo vinílico en rollo es fácil de limpiar y mantener, lo que lo hace adecuado para áreas húmedas como cocinas y baños.
  • Económico: El suelo vinílico en rollo es una opción económica en comparación con otros tipos de suelos vinílicos.
  • Versatilidad de diseño: El suelo vinílico en rollo puede ser impreso para simular diferentes tipos de pisos naturales como madera o piedra.
  • Fácil de instalar: El suelo vinílico en rollo es fácil de instalar y no requiere habilidades especiales.
  • Adecuado para áreas grandes: Este tipo de suelo vinílico es adecuado para áreas grandes como salas de estar, comedores, y pasillos.

Esperamos que este post sobre como colocar suelos vinílicos te haya ayudado a saber como instalar tu suelo de vinilo de una manera más fácil y recuerda que, si tienes dudas, puedes llamarnos a través de teléfono, o escribirnos vía WhatsApp o e-mail.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te asesoramos por Whatsapp!