Mejores suelos para Gimnasios y centros de entrenamiento personal

Consideraciones previas a tener en cuenta

En suelos para gimnasios y centros de entrenamiento personal, el grosor de las losetas o rollos de caucho que se pueden utilizar dependerá de varios factores.

Amortiguación: un suelo con buena amortiguación puede ayudar a proteger tus articulaciones y músculos mientras realizas ejercicios de impacto.
Tracción: es importante tener un suelo con buena tracción para evitar resbalones y caídas durante la realización de ejercicios.
Durabilidad: realizamos ejercicios de alta intensidad con frecuencia, por lo que es importante tener un suelo que sea duradero y capaz de soportar el uso constante.

Deberemos de emplear un suelo de grosor considerable, entre 1,5 y 4 cm ya que la caída de una mancuerna puede provocar daños en el suelo original debido a su fragilidad, aunque el suelo de caucho aguanta sin problema.

En estos espacios podemos instalar suelos de caucho de poco espesor, ya que, en estos casos, no causaremos molestias por el ruido o las vibraciones a ningún vecino. Los suelos de base resistiran sin problema, mientras no sean de losas de gres, suelo porcelánico, parquet, madera o suelos laminados: recomendamos entre 0,8 y 2 cm de grosor.

Las vibraciones y el ruido que se generan con la caída de los materiales se transmiten a los locales o viviendas contiguos. En estos casos recomendamos utilizar suelos de mayores espesores comprendidos entre 1,5 y 4 cm.

Debemos tener en cuenta que cuando se trata de una instalación de uso particular, normalmente se tiene más cuidado y se intenta no dejar caer el peso al suelo, con lo que podemos emplear grosores algo más finos comprendidos entre 0,8 y 2 cm.

En estos supuestos, podemos instalar suelos de poco espesor, ya que, en muchos casos, no molestaremos con ruidos ni con vibraciones siempre y cuando la base del suelo sea del tipo hormigón pulido, suelo de resina epoxi, etc..

Losetas de caucho:

Las losetas de caucho “Premium” de alta densidad y las losetas macizas son idóneas tanto para gimnasios como para centros de entrenamiento personal.

Son de muy fácil instalación y se cortan muy fácilmente con un cúter o caladora. En la mayoría de los casos, no es necesario utilizar ningún tipo de adhesivo, ya que por su propio peso y la presión de estar una al lado de la otra evita que estas se muevan. Se pueden escoger desde 1 hasta 4 cm de grosor y las hay de varios colores y de color negro con moteado de distintos colores.

Losetas de caucho tipo puzzle:

Losetas de muy fácil instalación, ya que encajan unas con otras. Nuestras losetas de caucho tipo puzzle “Compact” son de muy alta densidad y al igual que las demás losetas y los rollos de caucho, se cortan muy fácilmente para adaptarlas a cualquier configuración.

Rollos de caucho:

También hay la posibilidad de utilizar rollos de caucho. Existen varios modelos de diferentes tonalidades y densidades. El grosor de los rollos va desde los 3 hasta los 10 mm según los modelos. Al igual que las losetas, se cortan muy fácilmente con un cúter. Es posible que se requiera de la utilización de cola adhesiva o de cinta adhesiva de doble cara, dependiendo del grosor elegido y sobre el tipo de suelo donde se vaya a instalar.

Césped artificial:

El césped artificial también es utilizado para suelos de gimnasio y centros de entrenamiento. Puede emplearse para diversos usos, bien para el arrastre de trineo o para la ejecución de ejercicios en el suelo.

Suelo vinílico:

El suelo vinílico tiene varias aplicaciones como suelos deportivos. Es indicado para clases de baile, zumba, etc., así como para zonas de maquinas de cardio y para clases grupales