Suelos para Rocódromos

Los rocódromos son una de las instalaciones más demandadas en la actualidad, tanto para uso profesional como para uso en colegios.

Los suelos de los rocódromos deben ser suaves y uniformes para reducir el riesgo de lesiones en caso de caída. Además, deben ser resistentes para soportar el desgaste de la escalada. El tipo de suelo comúnmente utilizado en los rocódromos es una mezcla de caucho y goma, ya que proporciona una superficie suave y amortiguada, y es resistente al desgaste. También es importante mantener el suelo limpio y libre de obstáculos para evitar resbalones y caídas.

Suelo para rocódromos

Losetas de caucho:

El suelo más usual para la práctica de escalada son las losetas de caucho debido a su poder amortiguador. Aparte de las de 4 cm, también se pueden suministrar de 5 cm de espesor. Para estos casos, es muy interesante la opción de losetas biseladas, bien por un lateral o bien por una esquina, con lo que salvamos ese desnivel de 4 o 5 cm evitando tropezones y caídas. Son de muy fácil instalación. Se adaptan a cualquier tipo de superficie, incluso sobre la tierra.

Es necesario utilizar losetas con un grosor mínimo de 4 cm para que cumpla con el certificado HIC (Altura de Caída Critica) según la norma UNE EN 1177.