Materiales para suelos de gimnasio

Materiales para suelos de gimnasios

La colocación o instalación de pavimentos deportivos es un trabajo que realizan a menudo las personas o particulares que quieren inaugurar su propio gimnasio o montar un pequeño gimnasio casero. Si para esta tarea nos ayudamos de los materiales para suelos de gimnasio más adecuados, podremos realizar un perfecto trabajo y el resultado, sin duda, será el esperado.

Por lo tanto antes de empezar debemos tener claro que materiales son los que vamos a utilizar, para lo cual tendremos en cuenta una serie de consideraciones previas que determinarán la selección más adaptada a nuestra necesidades.

Qué tener en cuenta al elegir los materiales para suelos de gimnasios

1- El peso que tiene el pavimento que vamos a instalar

Es un factor muy importante, ya que determinará en gran medida la cantidad de adhesivo, o incluso no usarlo. Generalmente el peso irá asociado al grosor del suelo de gimnasio, siendo como es lógico, más pesados los más gruesos (esto puede variar en función de la densidad del pavimento).

Pues bien, este mayor peso en algunos pavimentos deportivos puede permitirnos prescindir de la cola, o al menos usarla en menor medida. Un ejemplo de ello son las losetas de caucho, las cuales en muchos casos pueden colocarse sin ningún elemento adhesivo y en caso de querer aplicárselo para reforzar el asentamiento, nunca deben pegarse al suelo, sino entre ellas y con una fina línea de cola adhesiva a lo largo del canto de las losetas.

Esto tiene mucho sentido, ya que una loseta de 15 mm viene a pesar unos 14 kg; supongamos por ejemplo que colocamos en una sala de 20 metros cuadrados con las losetas pegadas entre sí por los cantos, pues bien, la composición de suelo de esos 20 metros cuadrados pesarán 280 kg en total.

Imaginémos por tanto el peso total que alcanza el pavimento en una sala de 80 o 100 metros cuadrados… No tiene sentido la aplicación de adhesivo entre la loseta de caucho y el suelo, ya que la propia composición de losetas será prácticamente inamovible. En cambio, será muy importante la utilización de elementos adhesivos en la colocación de pavimentos de poco grosor y peso, por metro cuadrado, especialmente a lo largo de todos los bordes.

Rollos de caucho

2- El estado de la superficie donde se va a instalar el suelo

La superficie sobre la cual colocaremos el suelo de gimnasio influye también a la hora de utilizar uno u otro elemento adhesivo. Por ejemplo, sobre una superficie lisa, podemos utilizar tanto cola adhesiva como cintas adhesivas de doble cara, pero sobre superficies rugosas o con polvo, solo podremos utilizar la cola adhesiva, ya que las cintas de doble cara solo cumplen su función cuando se emplean en suelos de superficie limpia y lisa.

3- Uso de cola bicomponente

En los casos en los que utilicemos como elemento adhesivo la cola bicomponente, siempre será recomendable hacer la mezcla de dichos componentes en un recipiente aparte, por ejemplo en un cubo o garrafa, ya que una vez hecha la mezcla, el adhesivo contiene un potente secante que hará que se solidifique el adhesivo en cuestión de unos 30-45 minutos, por este motivo, recomendamos ir haciendo la mezcla poco a poco conforme vamos aplicando el adhesivo.

4- Medidas de la zona de instalación

 En instalaciones de más de 100 metros cuadrados también es recomendable el uso de rodilleras, ya que estaremos buena parte del tiempo de rodillas y la utilización de protección nos aliviará enormemente durante el proceso de instalación.

5- Cúter y regla

Igualmente hay materiales que serán necesarios en prácticamente cualquier tipo de trabajo que realicemos con suelos de gimnasio de caucho o goma, tales como el cúter y la regla (al poder ser metálica). No importa el grosor del suelo de caucho o goma, estos se cortan perfectamente con un cúter. Para cortar losetas de caucho también podemos emplear una sierra caladora.

cubo trabajo instalación suelo gimnasios
Regla de medir
Cuter para cortar suelo de gimnasio
cintas de pegar losetas de caucho

Cómo cortar suelos de caucho y goma

Para finalizar, quiero comentar que los materiales indicados son muy fáciles de conseguir y si los empleamos con tranquilidad y eficiencia nos ayudarán a obtener una sala con un suelo de gimnasio bien instalado y sin necesidad de hacer un gran desembolso en materiales de instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos por Whatsapp!